sábado, 5 de abril de 2014

Absoluto




Hoy descubrí tu nombre absoluto.
Sin género ni numero, sin fin y sin comienzo.
Llegar a ti el sin retorno, unirse a ti la nada.
Sabes que lo contamos todo y le ponemos a acento, menos a ti.
Es el espejo en su silencio el que cautiva habla por ti, del tiempo.
Atravesé el cristal, rompí las cuencas de mis ojos, despedace mi vientre hurgando en cada tripa,
con la navaja del saber vacié todo juicio
y no te hallé.
Aun naciendo el sol y en el ocaso me recorres las venas, hielas mi alma
 y no te nombro.
Anoche en sueños te vi, me vi…
entrelaza en el tic de un corazón en pausa,
en vorágine de un tsunami sangriento
o en la bocanada del último cigarro…
cayendo hacia la luz.
Sé que eres:
el miedo a lo finito,
el caos del yo que se extenúa,
el llanto en nacimiento,
el fin desde el inicio…
La verdad absoluta.

¡! Muerte!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario