lunes, 28 de julio de 2014

XII

Hay mediocridad en el ambiente, 
olor a hiel y herida abierta.
Una copa volcada amarga el brindis y
se tiñe el mantel con el recuerdo.
En el diván un hombre de cenizas me corona y
yazgo entre el ayer y el hoy.
Hay una intensa soledad en el ambiente, 
poema inerte, hoguera fría,
sus ascuas han perdido la presencia y 
siento miedo.
Escribiste mí nombre al filo de la noche, 
queriendo sin querer atar mis manos.
Hay una intensa espera hacia la muerte, 
un tránsito de omegas y de alfas recorre mis entrañas.
Hay una lucha por vivir sin vivir, 
por ser y estar latiendo, un renacer…
Hay una sangre marcándome los versos bañada con azules, 
un frío  ardiente, un alarido vibrando entre paredes.
Así es mi voz, me suenan los silencios…

¡No me  renuncio!
Mi vuelo en paz, mi senda desbrozada, 
mi nombre con neones y cavas que se alzan a un ser de luz y clamo:
¡Yo me soy, Yo!
La letra Gamma y el sol brillándome en los ojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada